lunes, octubre 19, 2009

Dinero contra el fracaso escolar?







¿Donde está el limite a la hora de motivar a los chavales?

Si los padres prometemos una moto, una videoconsola o un portátil por sacar notables y sobresalientes, zapatillas de marca o un nuevo teléfono móvil por aprobar a final de curso. ¿Puede el sistema educativo hacerlo por ejemplo con los chavales cuyos padres no pueden?.
La noticia reciente de que un instituto de las afueras de París, Créteil, han decidido poner en marcha un proyecto para incentivar la asistencia y el buen comportamiento en clase de los alumnos, digamos menos motivados, premiaran a todos los alumnos de la clase con dinero al final del curso (para un viaje, sacarse el carné de conducir) si se cumplen los objetivos prefijados.

Algunos países desarrollados han ido poniendo en marcha diferentes formas de incentivar/premiar con dinero directamente.
Estos son algunos ejemplos:

*Estudiantes de nueve años del 4º curso de EE UU y de doce años (equivalente a 1º de la ESO español ) de centros públicos de Nueva York pueden ganar hasta 250 dólares al año los pequeños, y hasta 500 los mayores, por sacar buenas notas en lectura y matemáticas en diez evaluaciones a lo largo del curso.

*Alumnos de catorce escuelas de Washington D.C. participan en un programa que premia según su asistencia, comportamiento y otras medidas académicas que establece el centro (por ejemplo hacer los deberes u obtener buenas notas) . Ganan cada dos semanas unos 50 dolares,
pudiendo ganar unos 750 dolares al año, pero los mejores pueden doblar las cifras.

*En zonas desfavorecidas de Inglaterra con un alto absentismo escolar, los padres reciben dinero en forma de becas para que escolaricen a sus hijos.

Algunas preguntas:

¿Tiene la escuela que comprar al alumno?

¿Es justo premiar igual al interesado que al desmotivado?
¿Pueden las nuevas tecnologías (pizarras digitales, internet en las aulas, etc..) ser un instrumento para motivar a los adolescentes en el aula?

¿Dar un ordenador personal en propiedad a cada alumno, puede ser positivo para el profesorado?


4 comentarios:

Alfonso dijo...

Está claro:En los primeros años de escolarización, los niños vienen con gusto a clase, aprenden todo lo que les entra por los sentidos, pero pierden el interés cuando vienen contenidos y materias que no les interesan para nada. Los programadores educativos, en su gran sabiduria no se saben adpatar a las necesidades de los escolares. ¿Verdad que un adolescente aprende enseguida a manejar las nuevas tecnologias?, pues hemos de "obligarle" a que las utilice en el aula para su propio aprovechamiento, pero que vea que sí es de su provecho, igual que los 250.

Nor dijo...

Ayer cuando leí la entrada, pensé "otra americanada". Nos empeñamos en importar una y otra vez decisones educativas y culturales de una cultura que (afortunadamente) no es la nuestra.Mi conocimiento de la sociedad norteamricana y de otros paises europeos es muy limitado así que debo abstenerme de juzgar la viabilidad de este tipo de opciones aunque desde el punto de vista ético y filosófico me parecen muy negativas.
De cualquier modo yo defiendo la opción de que el mjor premio es la satisfacción personal. Si la educación no cubre esa necesidad dará igual cualquier premio "material" que se aporte y cualquir reacción no será más que una ilusión efímera.Lo único auténtico es ayudar a crecer en la crrencia de la superación personal, la autoexigencia, la responsabilidad....

El que el alumnado tenga ordenadores o no en el aula me parece otro tema. Más allá de motivaciones o no creo que habría que valorar si es necesaria y /o conveniente la adaptación al mundo tecnológico de la educación institucionalizada. Tema por otra parte, relacionado con el de compensación de desigualdades.Complicadillo.

Nor dijo...

En rlación al comentario de Alfonso: No creo que el desinterés del alumnado por el currículum escolar sea a causa de los programadores. Creo que a cualquiera le puede interesar cualquier cosa si sabes hacersela llegar.
La conveniencia o no de ciertos contenidos sería otro tema, pero no creo que tenga que ver con la motivación. Con eso tiene que ver la preparación profesional del/a maestro/a , sus estrategias para llegar al alumnado y también, por supuesto, su personalidad.
Por otra parte, más allá de los contenidos estaría la educación en otro tipo de valores como la capacidad para automotivarse y para encontrar lo positivo y lo gratificante de cada cosa que se hace.

Nati dijo...

Coincido con Noor en que no conozco la realidad de otros paises; pero la "Educación" de por sí (con mayúsculas), ya es suficiente premio. Si eso no sabemos hacerlo ver a los estudiantes y a su familia y además tenemos que convertirlo en un tema material....algo estamos haciendo mal en esta sociedad en la que todo parece que tiene precio económico...

compartir